30 July 2011

Bali, Indonesia

Este es el primer post en orden cronológica de nuestras vacaciones en Indonesia y Malasia. Hace 10 días que vengo poniendo fotos y escribiendo algunas de las cosas vividas y aquí concluye (o mejor dicho empieza) la historia de los momentos de ocio vividos durante la primera quincena de julio.
 Debido a reverendo quilombo de vuelos cancelados que tuvimos, el cual ya explique extensamente aquí, Gissy y los chicos se fueron a Australia un par de días antes que yo. Nos encontramos todos en Brisbane el domingo 3 de julio y desde allí emprendimos el largo viaje a Indonesia. Para los que no se ubican mucho en el mapa les digo que TODO queda lejos de Australia (y Nueva Zelanda) no sorprende que los Ingleses mandaran a sus prisioneros a esas tierra. Si no viviría tan cerca de Australia podrían mandar a varios para esta zona, pero vivo acá en el Pacifico Sur asi que banquense a Grondona, CFK y demás compañía por allá nomás. 
Las Islas Salomón esta a 3 horas de vuelo de Australia, que en definitiva no es demasiado lejos, pero todo el resto del mundo queda en la loma. Por ende un vuelo de Brisbane a Kuala Lumpur (KL) lleva 8 horas (lo mismo que Buenos Aires a Miami). De Kuala Lumpur viajamos a Bali, Indonesia. Es una estupidez porque básicamente volvimos por el camino que viajamos la noche anterior, pero a la hora de comparar precios entre vuelo directo vs. vuelo indirecto había hacia mucha diferencia $$$ así que calladitos nomás nos aguantamos las 3:30 horas de vuelo de KL a Bali, agregada a las 6 horas de espera en el aeropuerto en KL, agregada a las 8 horas de vuelo anterior, 3 horas de espera pre-vuelo en Australia y mis 3 horas de vuelo previas de Salomón a Australia. Veinte ocho horas luego de cerrar la puerta de mi casa con llave estábamos aterrizando en Bali.
Aquí debo hacer un paréntesis y destacar el comportamiento impecable de mis queridos hijos en este (y previos) vuelos de cabotaje de larga distancia. Pese a que el avión de Australia salio a las 23:30 y no nos dejaron en paz hasta las 2:00 de los chicos no hubo queja alguna. Luego de la cena/desayuno se acomodaron en su pequeño asiento (son cada vez mas chicos- los asientos- a mi no me joden) y se durmieron unas horas. Todo el viaje han sido niños buenos y nos han sorprendido gratamente, inclusive el nido de rulos Mathias que aunque tiene un cuete en el traste se comporto muy bien, tranquilo y medido. Por suerte se están comportando igual en los viajes torturadores a Argentina. (30 horas de viaje y 14 horas de diferencia…) son unos amores!

Bueno, llegamos a Bali hacia la tardecita del lunes. Estuvimos circulado la Isla durante más de 30 minutos esperando que aterricen otros 6 aviones que habían llegado antes que nosotros. Por este hecho tuvimos la suerte de observar (el día acompañaba) una vista panorámica triplicada (3 vueltas a la Isla) que nos permitió ver bien los magníficos volcanes que conforman la Isla. La pista de aterrizaje principal esta construida sobre el mar así que al aterrizar parecía que nos clavábamos en el agua, pero todo resulto bien. El aeropuerto era un loquero de gente recién llegada. Después de presentar pasaportes comprar la visa (25 dólares por persona) y hacer otra revisión de valijas finalmente logramos salir.
Nos estaba esperando uno de los chóferes de la Vila que alquilamos con un cartelito. Del aeropuerto a Seminyak que es la zona donde estuvimos alojados se tarda aproximadamente una hora y media. El tráfico es un loquero, igual a la India. Miles de motos te pasan por todos lados, muy…Asia….


Nos alojamos en una Vila que estaba realmente muy buena, Nos costo una buena cantidad de dinero pero decidimos hacer la inversión y disfrutar al máximo de las vacaciones. Unos amigos nuestros habían estado en Bali 3 semanas antes que nosotros y una de sus grandes decepciones  con Bali se debió al lugar donde estuvieron alojados. Su recomendación así como la de un gran número de amigos que conocen Bali era que nos alquilemos una Vila. Y asi lo hicimos. La Vila es en esencia una casa. En nuestro caso teníamos 3 edificios separados y en el centro una piscina mediana, todo para nosotros solos. Al abrir las puertas de madera dobles que dan entrada a la Vila nos topamos con un estanque lleno de peces tropicales. Mediante unos escalones llegamos al patio principal donde esta la piscina y el acceso a los cuantos y cocina-comedor.
Esta es la sala comedor vista desde la cocina y abajo el estanque a la entrada con los peces
Las piezas enormes una cama king con mosquitero, muchos placares y veladores etc. Baños enormes y una cocina comedor con todas las comodidades. Los baños interesante, como ven en las fotos mas abajo, están afuera, rodeados de un jardín tropical. La bañadera (que son como mini piletas olímpicas) con vista al jardín, inodoro y demás también; todo muy “natural” (debido al clima tropical todo el año no hace nada cerrado)
Todas las mañanas venia la gente del hotel a prepararnos un delicioso desayuno en nuestra cocina y acomodaba todo en la gran mesa del comedor. Así si esta lindo empezar el dia. Mas cuando se esta de vacaciones y hay tanto para explorar!
El desayuno esta servido! Abajo la pieza nuestra y mas abajo la pieza de los chicos

En la primera Vila estuvimos 6 días, el séptimo día nos mudamos a otra (cuando alquilamos el primer lugar no tenían disponibilidad para los 7 días que queríamos nosotros pero como nos hicieron un precio especial la tomamos igual) esta otra Vila estaba casi mejor que la primera. La piscina tenía hasta una cascada, con lugar para que te hagan masaje y una bañera mas grande que el primer lugar. Realmente Bali en lo que se relaciona a alojamiento es como pocos otros lugares que conozco.




2 comments:

~nOe~ said...

me encanto tu frase: muy asia... jajajaja

Hermoso lugar y se ve que lo pasaron bomba! Realmente un lujo que te hagan desayuno... i need that! :)

Cynthia Sicalo said...

guauuuuuuuuuuuuuuuu que hermoso lugar. PArece un lugar de luna de miel. Y nido de rulos todo un tierno y la princesita como siempre tan linda.