8 December 2008

Este fin de semana de nuevo nos pegamos una escapadita a Salamaua a disfrutar un poco del mar antes de las vacaciones.El día estaba espectacular y después del cruce del río Mackham que en general es bastante picado el mar se puso como un espejo, tanto que en esta foto s puede ver el reflejo nuestro y de la lancha, y esto es a mas o menos dos kilómetros de la costa. El mar en esta bahía es fuera de serie.Primero fuimos al punto de convergencia 7 grados Sur y 147 grados Este y sacamos una foto para un proyecto en una pagina de Internet en el cual están poniendo fotos de los puntos de convergencia de todo el mundo. Como ven en el GPS de la lancha es ahí donde estamos.Después del punto de convergencia veníamos a todo lo que daba cuando de repente apareció apenas por debajo de la superficie un arrecife de coral así que tuvimos que cortar el motor y subirlo y esperar a que la corriente nos saque del arrecife. La lanchita paso sin problemas y después si a todo motor hasta la playa.
Los chicos y Gissy se quedaron en a playa y yo con los muchachos nos fuimos a unos 2 kilómetros mar adentro a bucera un poco en uno de los paredones de coral. Anclamos la lanchita y nos tiramos. Estuvo interesante, hasta vi un tiburón que paso nadando en la parte mas profunda del arrecife. Lo que si nos pusimos un protector solar de 30 que encontramos y era una porquería. En general usamos protector de grado alto y a prueba de agua, pero este no era a prueba de agua y e debe haber lavado en los primeros minutos después de saltar al agua. Hoy estoy sufriendo los efectos del sol tropical y agua salada Después volvimos a la playa donde pasamos un rato jugando con los chicos en el agua y un poco después del mediodía retornamos de nuevo a Lae.
El domingo a la noche nos invitaron a comer a la casa de unos amigos así que tuvimos un asadito estilo Australiano. La pasamos bien, ya despidiendo el año antes de que cada uno de nosotros tomemos nuestros rumbos para las vacaciones.

1 comment:

Daniel y Marlise said...

Que hermosas fotos!! Me encanta el Matthi metido en la arena. Parece disfrutar la vida a pleno. Que ganas de verlos!!!

Marli