15 June 2012

Vanuatu- parte 2

(Si empezaron a leer acá bajen al post anterior que esta abajo con el titulo Vanuatu- parte 1)

Al día siguiente realizamos las visitas a las aldeas en las cuales estamos implementando los proyectos de salud. La primera parada fue en uno de los dispensarios, en realidad el único dispensario que atiende a la población con la que trabajamos que son unas 6,000 personas dispersas sobre 10 aldeas sobre una extensión de unos 65 kilómetros cuadrados de jungla y montaña.
Este dispensario es un pecado. La historia es que hace dos años que el dispensario no tiene enfermero estable para atender a nadie. Han pasado 4 enfermeros en ese plazo y ninguno ha estado más de 1 mes. No aguantan y se van. Las diferencias tribales, el lenguaje y las costumbres hacen estragos y como no hay gente “educada” de esas aldeas (que sean enfermeros o auxiliares) siempre vienen enfermeros de otras aldeas pero parece que con “extranjeros” de otras tribus los locales no se entienden. Al entrar en el dispensarios pudimos comprobar que hay de todo un poco, ciertamente suficiente en cuanto a medicamentos como para hacer una atención aceptable pero lamentablemente nadie que sepa usar los medicamentos. A esta gente de las aldeas le queda como única atravesar 2 valles y una cadena de montañas cubiertas de densa jungla tropical para llegar hasta el Hospital que esta a 20 kilómetros de distancia. Cuando volvimos al Hospital en viernes tuvimos una charla larga con el director del mismo y la jefa enfermeras a ver que podíamos hacer y parece que hay un enfermero ahora disponible que aunque no de esa zona habla el idioma y esta casado con una de la tribu. Así que quizás ahora si funcione el dispensario…


Del dispensario seguimos el penoso camino hasta una aldea que se llama Yalkesip. Esta aldea esta como a 50 kilómetros de la costa. El año pasado cuando viví acá durante casi una semana este lugar era un chiquero. Grata fue la sorpresa que me encontré esta vez. Paramos al lado del Nakamal. El nakamal es un lugar de reunión, central en la aldea y reservado solo para los hombres. Se construye una choza en la cual los hombres se reúnen todas las noches para tomar kava y discutir los asuntos de la aldea. Las mujeres tienen terminantemente prohibido estar en este lugar. No pueden acceder en ningún momento. Es en el nakamal en donde yo hago la mayor parte de mi educación de la salud con los hombres y donde se discute que se puede hacer para resolver los problemas de la aldea. Es un lugar muy importante y me siento privilegiado de poder estar con ellos,  tomar kava (de la cual no soy muy amante) y que me dejen hablar a pesar de ser extranjero y no tener los tatuajes tribales correspondientes (los cuales me quieren hacer a toda costa cada vez que visito).
En esta visita vi que afuera del nakamal construyeron estos estantes que ven en la foto para guardar los cocos que usan para tomar kava. Ahora ya no los dejan tirados en el piso de tierra. También construyeron una letrina a una corta distancia del nakamal y ya no “cagan mas en el piso como los perros” (palabras textuales de ellos, las mismas que yo use hace un año, se ve que les impacto que los compare a perros…) Yo se que no suena a mucho pero el cambio de actitud que ha tenido esta gente en unos meses ha sido impresionante si se tiene en cuenta lo cerrado que son al cambio. Un gran logro gracias a un equipo de salud dedicado que pasa muchisimo tiempo en las comunidades y no en la oficina jugando a los jueguitos en la compu.
Caminamos un poco más y encontramos a estos muchachos cavando una zanja sobre la que luego van a construir un cerco para evitar que los cerdos entren en el conjunto de casas que tienen ahí. También había pozos para tirar la basura y han plantado flores y demás alrededor de las casa. La verdad que la aldea impacto por su cambio radical y la aceptación de la gente, con la que tuvimos una reunión larga bajo los árboles luego del recorrido por la aldea.
Por supuesto todavía hay que cambiar muchas cosas para lograr una sanidad adecuada pero van por buen camino. Ahora todos tienen mosquiteros en sus camas pero esta el problema del humo que producen los fuegos que tienen durante la noche en sus chozas, las cuales no tienen ningún tipo de ventilación. Esto perjudica bastante a los niños, especialmente a los recién nacidos y vemos muchas infecciones respiratorias.
Después de la visita a Yalkesip nos subimos a la fiel camioneta la cual nos llevo de nuevo a la costa y luego otros 30 kilómetros mas al sur-este bordeando el mar y luego subiendo unos cerros hasta los 700 metros sobre el nivel del mar, a la aldea de Yalkis, en uno de los peores caminos por los que he transitado en mi vida. No tengo ninguna foto porque no me alcanzaban las dos manos para agarrarme del asiento. Es mas, el vehiculo de World Vision es el único vehiculo que llega hasta esa localidad. Es tan remoto que, cuando llegamos a la aldea, los niños al verme salían corriendo despavoridos porque nunca habían visto a un blanco antes en sus vidas. Antes de aventurarnos a los cerros paramos un ratito para almorzar unos sándwiches a la orilla del mar. La arena es muy negra acá porque es arena volcánica ya que de nuevo estábamos cerca del monte Yasur.
Los mosquiteros también sirven para proteger al cantero de marihuana de los pájaros.
Yalkis fue otra grata sorpresa. La aldea ha avanzado en cuanto a su estado de salud de manera admirable, de la misma manera que Yalkesip. Hay letrinas en todas las casa, la gete tiene un nivel aceptable en cuanto a prevención de enfermedades mas comunes como diarrea, malaria e infecciones respiratorias. A los chicos se los ve mas gorditos y saludables. Seguro que hay mucho que mejorar aun, pero el avance en estos pocos meses ha sido sorprendente.
Tuvimos una larga reunión con unas 100 personas de la aldea. Hicimos muchas preguntas sobre como se veían ahora comparado hace un año y ellos nos hicieron muchas preguntas de salud a nosotros, especialmente sobre anticoncepción y como pedían ellos tener menos hijos y embarazos mas espaciados para permitir que las mujeres se recuperen. Este tipo de charla es difícil tenerla en aldeas donde predomina el cristianismo porque el tema del sexo es tabú, pero en estas aldeas pudimos hablar claro.
También se ven a muchos padres cuidando de sus hijos, cosa que no es común en Melanesia, especialmente entre los cristianos que son bastante machistas y hacen poco y nada por ayudar a la madre.
Fue una linda visita. Quede muy bien impresionado con el trabajo del equipo de salud local.
Después de pasar unos días en la aldea volvimos a Lenakel donde esta la oficina de World Vision. Aquí nos dedicamos a hacer un entrenamiento de 3 días para nuestro equipo de salud y también para 20 personas (1 hombre y una mujer de cada una de las 10 aldeas de nuestro proyectos). Estas 20 personas son voluntarios, elegidos por la comunidad y por nuestroe quipo de salud. Su función es mantener un registro de las mujeres embarazadas en la aldea e infantes/ recién nacidos, son responsables de visitarlos y ayudarlos a planear hacia el parto, identificar signos de peligro tanto en el embarazo como signos de peligro en infantes (fiebre, sepsis, infección respiratoria, etc.) y derivarlos con apoyo del jefe de la aldea al hospital o dispensario (ahora que supuestamente va a empezar a funcionar) Los voluntarios son supervisados y entrenados por el equipo de salud de World Vision en Tanna.
El entrenamiento que hicimos fue enfocado a nutrición, especialmente para la mujer embarazada y los niños de 6 meses a 2 años (haciendo mucho hincapié en la importancia de amamantar exclusivamente durante los 6 primeros meses de vida)
Este tipo de entrenamiento lleva mucho tiempo porque de estos voluntarios, los mas educados tiene tercer grado de la primaria y del resto mas o menos la mitad no sabe leer o escribir así que hay que hacer mucha repetición. Es difícil explicar por ejemplo la importancia de los micro-nutrientes como el hierro cuando no entienden lo que es un glóbulo rojo. Todo lleva mucho tiempo y paciencia pero creo que al final del curso la tenían bien clara. La parte del curso que mas les intereso creo que fue la practica donde conseguimos comidas locales y les enseñamos de manera practica como preparar la comida para que sea balanceada, tenga una buena cantidad de proteína y vitamina A (que son los dos micro-nutrientes en los que nos concentramos porque hay mucha anemia) y sea de consistencia y cantidad adecuada para la edad. Todos los materiales que le dimos fueron ilustrados así cuando vuelvan a la aldea pueden sentarse individualmente con cada madre que tenga infantes y hablar sobre los 3 grupos de alimentos, en que consiste una dieta balanceada, mostrar la cantidad y consistencia de la comida para la edad del niño y ver que se le puede agregar al menú para aumentar la cantidad de proteína en la dieta. Los hombres que estuvieron en el curso hablaran con los otros hombres de la aldea de estos temas usando las ilustraciones en el nakamal y las mujeres haran lo propio entre ellas en sus casas individualmente y en grupos. Veremos como va. En unos meses haremos otra visita para entrenar sobre partos limpios y cuidados neonatales.
Y así termina otra aventura en el Pacifico Sur. Ahora contento de estar en casa 3 semanas antes de salir de viaje de nuevo. A disfrutar de casa y la familia!

6 comments:

~nOe~ said...

Es lindo leerte. Me encanta ver que haces updates de tus viajes, y que compartis con nosotros no solo lo que haces, sino tb la cultura de estas personas.
Mi mama sigue insistiendo en que tendrias que escribir un libro. Ya le dije que cuando te jubiles vas a hacer uno... :)

Raul Schneider said...

Felicitaciones, tus entradas estan cada vez mas interesantes. Una gran satisfaccion ver que la gente acepta las propuestas de salud y hace cambios positivos... estas dejando tu marca en estas islas... no pone muy orgullosos.
Hoy es dia del padre aqui... te mandamos nuestras congratulaciones con tu mamá para este dia... tenemos dos nietos hermosos de tu parte.

Raul Schneider said...

Bueno, no se si entro el primer comentario

Raul Schneider said...

Felicitaciones por la tarea realizada en estas islas... una satisfaccion saber que la gente es capaz de aceptar nuevas ideas y cambiar para bien.. no siempre se tiene esa experiencia.
Evidentemente estas dejando tu marca en esas islas. Muy buena tarea!!

Raul Schneider said...

@ Noe: Gracias por los comentarios como siempre, por lo menos se que hay alguien leyendo lo que escribo! Jaja! Algun dia el libro, algun dia... espero que sea para antes de jubilarme, por las dudas decile a tu Mama que espero sentada.

Raul Schneider said...

Gracias viejitos por los comentarios del blog. La verdad que me impresiono muy bien el trabajo del equipo en Tanna en esta ultima visita. Espero que sigan asi despues que me vaya!
Feliz dia del padre para vos por ayer, se me paso porque aca es el septiembre. Igual celebramos porque le hicimos el cumple a la Emy en casa con sus amiguitas. Besos