26 September 2011

Después de varios días de sequía este fin de semana empezó a llover brindando un poco de alivio a los pastos sedientos de esta isla. Es el comienzo no oficial de la época de lluvias, el viento del Este lentamente se ira calmando y el mar entrara en sosiego, casi como si fuera una enorme pecera.
El viernes fue el último día de clases del cuatrimestre para los chicos. Ahora vienen dos semanas de vacaciones antes del último empujón del año. Durante el último día de clases se festeja el día de deporte en la escuela. Woodford tiene 4 equipos y a los chicos se los asigna a uno de estos cuando se inscriben en la escuela. Los nombres de los equipos son aquellos que llevan los ríos más importantes alrededor de Honiara. Emily es del equipo de Mataniko (color rojo), el río que tenemos que cruzar todos los días para ir a la escuela y trabajo. Esta en el centro de la ciudad, un caudal de agua y basura que desemboca en el mar, a 50 metros del puente. El grupo verde lleva el nombre de Punja, después esta el azul que es Tenaru y el amarillo que es el equipo de Lunga.
La Emily tenia el apoyo familiar en la forma de su hermano con su cartel y sus gritos desaforados “Go Emily, GO!” que solo un hincha de origen argentino puede producir. Que buen complemento que hará este pequeño hincha al gran Club Atlético Boca Juniors! Hay que ir entrenándolos de a poco… GO Boca, GO Pumas!
Hacia mucho calor, el sol azotaba desde el cielo claro y los chicos se descosían corriendo en cada carrera. Los padres transpiraban bajo la sombra de los árboles gritando indicaciones y aliento. Pero creo que todos la pasaron bien (yo solo estuve un rato y me tuve que volver a trabajar). Los chicos se fueron felices por haber podido participar y ganar alguna cosita, comer y tomar porquerías y haber pasado un rato con sus amigos antes de separarse por unas semanas de descanso.
 Apoyo fraternal incondicional
 Casa de Mataniko en la escuela. Preparandose para las carreras
 Un ratito de juegos en el nuevo parquecito de la escuela entre las carreras.
El sábado estuvimos en la Iglesia por la mañana y a la tarde salimos a dar una vuelta por la ciudad recorriendo unos barrios que todavía no habíamos visitado. El día estuvo pesado, ventoso y gris. A la noche miramos el partido de rugby entre Nueva Zelanda y Francia mientras los chicos se turnaban para jugar a Angry birds en mi ipod touch y después miraban unos dibujitos.
El domingo amaneció envuelto en lluvia torrencial que no paro hasta media mañana. Cancele mi buceo semanal (no vaya a ser que me moje) y me quede en casa haciendo panqueques con un dulce de leche casero que hice hace unos días. Panza llena, corazón contento.
La Emy tuvo una fiestita de cumpleaños de una amiga al mediodía, hasta entrada la tarde. Mientras Gissy la llevo a la Emy yo me puse a hacer el asadito del domingo, no muy temprano porque estaban los panqueques dando vuelta todavía. Que lindo es hacer una asadito bajo el techito mientras cae una suave llovizna, es lo mas cercano a una sensación de frió que logramos por estas latitudes (a pesar que hacia 28 grados) Con ese clima da mas ganas de hundir los dientes en un buen pedazo de pollo bien condimentado, batatas y zapallo hechos a las brazas y chorizos italianos. Para bajar el asadito nos tomamos unos mates mirando el partido de rugby entre Fiji y Samoa. Después nos fuimos a buscar a la Emy al hotel donde estaban festejando el cumpleaños de la amiga.
Cuando volvimos a casa hice una intensa sesión de ejercicio y para las 18:30, salía de la ducha. Mientras me cambiaba y ponía la remera de argentina escuchaba el himno nacional que sonaba en la TV. Frente a la TV pase la próxima hora y media, sentado al borde del sofá y atragantándome mas de una vez con los restos del asado del mediodía. Cuando parecía que nos despedíamos de la las Islas de Nueva Zelanda apareció el milagro y Argentina concreto el único try del partido que hizo toda la diferencia, la diferencia total de 1 solo punto que nos coloco por arriba de Escocia y nos deja a un solo paso de los cuartos de final. Cuartos de final que posiblemente nos enfrenten con Nueva Zelanda, pero bueno, hoy por hoy pareciera que a cuartos llegamos… a pura garra, a puro PUMA.

1 comment:

Cynthia Sicalo said...

bien ahí mathy, alentando a su hermana a todo pulmón. Lo que si te puedo decir, que hay que ver si será bostero y gallina, pero va a ser un buen hincha eso sin duda.
Me tienta mucho el asadito, la verdad que tiene buena pinta y seguro que salió delicioso, como los que hacías en Argentina.
Ojalá los Pumas nos den una alegría y salgamos después de tantos años campeones de rugby!!